5605-8440
inter_cleann@hotmail.com

Blog

Abrillantar el fregadero de acero inoxidable

Después de haberlo tallado, frótalo con medio limón, enjuaga con agua y luego sécalo. Quedará reluciente. Otro truco para limpiar objetos de acero inoxidable, es el limpiarlos con el agua de cocer las patatas (siempre que éstas se cuezan sin pelar).

Otros objetos de acero inoxidable

Para limpiar los cubiertos o las ollas prepara una mezcla con un poco de aceite de oliva o de semillas y ceniza de cigarro. Moja un paño en ese aceite con los restos de ceniza y frota fuertemente los objetos de acero inoxidable hasta conseguir devolverles su brillo. Una vez limpios, enjuaga con agua abundante y déjalos secar.

También puedes lavar utilizando el detergente habitual, una vez limpio frota los objetos aplicándoles jabón natural y el jugo de un limón. Para finalizar enjuaga con agua abundante y deja secar.

Otra opción es hervir unas papas con cáscara y el agua resultante de la cocción utilízala sobre los objetos de acero inoxidable, aplicándolo con un paño. Como siempre, después de aplicar cualquier limpiador enjuaga con agua abundante y deja secar.

Muebles de madera relucientes

Lo más importante a la hora de limpiar el mobiliario de madera es saber cuál es el acabado aplicado a la superficie de cada uno de los muebles de madera, hay tres clases y cada uno puede limpiarse de diferente forma.

Aceites y ceras (blandos).- Para limpiar primero quita el polvo con un lienzo o trapo de algodón o gamuza. Esta tarea debes repetirla a diario y al menos una vez por semana debes aplicar algún producto para dar brillo, como cera en aerosol o lustra muebles. Rocía la cera sobre el mueble y luego frota con un paño limpio y seco hasta lograr el brillo deseado.

Lacas y acabados poliuretánicos (duros).- Para una correcta limpieza retira diariamente el polvo de la superficie procediendo igual que en el caso anterior y para limpiar las huellas de dedos y otras manchas superficiales, limpia con un paño ligeramente humedecido con agua y jabón de manos, luego enjuaga con un paño con agua solamente.

Pinturas.- Las superficies pintadas pueden limpiarse con un paño húmedo con agua y detergente o cualquier otro limpiador de uso general (no abrasivo).

Vidrios y espejos brillantes

Para muchas personas limpiar los cristales es una tarea casi imposible o al menos muy complicada, siempre quedan marcas, vetas y huellas. Sin embargo, para esta tarea hay muchas técnicas y sugerencias, desde los distintos productos comerciales con alcohol hasta las recetas caseras más inusuales. Entre las formulas caseras encontramos la mezcla de agua y un poco de vinagre, la cual desengrasa y da brillo. También poniendo en partes iguales, alcohol, vinagre blanco, amoníaco y agua, se obtiene una mezcla de rápida evaporación que deja mucho brillo.

Los cristales se pueden limpiar con paños que no dejen pelusa, papel periódico o los limpiacristales con goma en el extremo. La ventaja de este instrumento es que no deja huellas y sólo hay que secar los bordes.

Si están muy sucios, limpia los vidrios y espejos con media cebolla cortada. Cuando la cebolla esté sucia, corta una pequeña rodaja y sigue hasta limpiar todo el cristal. A continuación da una pasada con papel de periódico y listo.

Telefoane samsung